Sanción por corrección aritmética



corrector1.jpg



SEGÚN EL ESTATUTO TRIBUTARIO

Estatuto_TRIBUTARIO.jpg


Error aritmético

Se presenta error aritmético en las declaraciones tributarias, cuando:

1. A pesar de haberse declarado correctamente los valores correspondientes a hechos imponibles o bases gravables, se anota como valor resultante un dato equivocado.
2. Al aplicar las tarifas respectivas, se anota un valor diferente al que ha debido resultar.
3. Al efectuar cualquier operación aritmética, resulte un valor equivocado que implique un menor valor a pagar por concepto de impuestos, anticipos o retenciones a cargo del declarante, o un mayor saldo a su favor para compensar o devolver. (Art. 697 E.T)
4.Cuando se liquide una sanción de forma incorrecta al momento de presentar la declaración, o cuando no se liquide estando obligado a hacerlo.
5. Cuando no se calcula el anticipo del impuesto para el año gravable siguiente al que se está declarando, o se calcule incorrectamente. Este hecho puede ser sancionado por medio de la liquidación de corrección aritmética o por resolución sanción, previa notificación del pliego de cargos.

Facultad de corrección
La Administración de Impuestos, mediante liquidación de corrección, podrá corregir los errores aritméticos de las declaraciones tributarias que hayan originado un menor valor a pagar por concepto de impuestos, anticipos o retenciones a cargo del declarante, o un mayor saldo a su favor para compensar o devolver. (Art. 698 E.T)

Término en que debe practicarse la corrección
La liquidación prevista en el artículo anterior, se entiende sin perjuicio de la facultad de revisión y deberá proferirse dentro de los dos años siguientes a la fecha de presentación de la respectiva declaración. (Art. 699 E.T)

Contenido de la liquidación de corrección
La liquidación de corrección aritmética deberá contener:

a) Fecha, en caso de no indicarla, se tendrá como tal la de su notificación
b) Período gravable a que corresponda
c) Nombre o razón social del contribuyente
d) Número de identificación tributaria
e) Error aritmético cometido.

(Art. 700 E.T)

Corrección de sanciones
Cuando el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, no hubiere liquidado en su declaración las sanciones a que estuviere obligado o las hubiere liquidado incorrectamente la Administración las liquidará incrementadas en un treinta por ciento (30%). Cuando la sanción se imponga mediante resolución independiente procede el recurso de reconsideración.
El incremento de la sanción se reducirá a la mitad de su valor, si el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, dentro del término establecido para interponer el recurso respectivo, acepta los hechos, renuncia al mismo y cancela el valor total de la sanción más el incremento reducido. (Art. 701 E.T)

Sanción por corrección aritmética
Cuando la Administración de Impuestos efectúe una liquidación de corrección aritmética sobre la declaración tributaria, y resulte un mayor valor a pagar por concepto de impuestos, anticipos o retenciones a cargo del declarante, o un menor saldo a su favor para compensar o devolver, se aplicará una sanción equivalente al treinta por ciento (30%) del mayor valor a pagar o menor saldo a favor determinado, según el caso, sin perjuicio de los intereses moratorios a que haya lugar.
La sanción de que trata el presente artículo, se reducirá a la mitad de su valor, si el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, dentro del término establecido para interponer el recurso respectivo, acepta los hechos de la liquidación de corrección, renuncia al mismo y cancela el mayor valor de la liquidación de corrección, junto con la sanción reducida. (Art. 646 E.T).

http://www.gerencie.com/sancion-por-correccion-aritmetica.html

**volver al inicio**



CASO PRÁCTICO



EJEMPLO POR SANCIÓN POR CORRECCIÓN ARTIMETICA

Aquí tenemos unas casillas de la Declaración Privada del Impuesto sobre las Ventas según el formulario para cada uno de los bimestres del año 2009:
Algunos renglones de la declaración de IVA

Valores
Total impuesto generado por operaciones gravadas
51
20,000,000
impuesto descontable por operaciones de importación
52
-
impuesto descontable por compras y servicios gravados
53
16,000,000
Total impuestos descontables (sume 52 a 55)
56
16,000,000
Saldo a pagar por el período fiscal
57
2,000,000
Saldo a favor por el período fiscal
58
-
Saldo a favor por el período fiscal anterior
59
-
Retenciones por IVA que le practicaron
60
-
Total saldo a pagar por impuesto
61
2,000,000

como puede verse, la operación aritmética debió arrojar como resultado un valor a pagar por la suma de $4.000.000 y no de $2.000.000 como aparece en la declaración que, suponemos presentó un responsable de este impuesto.

En consecuencia una vez adelantada la verificación efectuados los cálculos de la sanción se profiere la Liquidación de Corrección por parte de la División de Gestión de liquidación de la respectiva Dirección seccional de Impuestos y Aduanas, así:





Concepto
Valores
Valor a pagar según liquidación oficial
4,000,000
Valor a pagar según liquidación privada
2,000,000
diferencia por error aritmético
2,000,000
Sanción 30 % según art. 646 ET
600,000
Ahora veamos una parte del Acto Administrativo que le notifica la DIAN:



liquidación Oficial de corrección

Valores
Saldo a pagar por el período fiscal
57
4,000,000
Saldo a favor por el período fiscal
58
-
Saldo a favor por el período fiscal anterior
59
-
Retenciones por IVA que le practicaron
60
-
Total saldo a pagar por impuesto
61
4,000,000
sanciones
62
600,000
Total saldo a pagar
63
4,600,000

Reducción de la sanción:
La sanción calculada en la forma expuesta, se reduce a la mitad (50%); siempre que el contribuyente, responsable o agente de retención, durante el termino para interponer el Recurso de Reconsideración, acepte los hechos planteados en la Liquidación Oficial de coerción y cancele el mayor valor de la liquidación de corrección junto con la sanción reducida
.


Ejemplo:

El responsable que nos ocupa, acepta los hechos y cancela la sanción ; en este caso el valor a pagar será de $2.300.000, los cuales corresponden a $2.000.000 de mayor impuesto con ocasión de error aritmético y la sanción reducida por $300.000 (600.000 por 50%).

Debe tenerse en cuenta que las sanción reducida debidamente cancelada se anexa al escrito que hace las veces de Recurso de Reconsideración y se debe presentar a la administración tributaria, ya que al no hacerse da como resultado que no se esta aceptando formalmente los hechos y ello puede comprometer la pretendida reducción de la sanción, es decir, la administración no puede adivinar que el contribuyente acepto el contenido de la Liquidación Oficial de Corrección.

**volver al inicio**

COMENTARIOS Y ARTICULOS AL RESPECTO

OPINION.gif


DIAN
Concepto 89008
29-10-2009


Tema. Aduanas
Descriptores. Declaración de Corrección
Fuentes Formales. Decreto 2685 de 1999, Decreto 390 de 2009, Código Civil.

*
Ref: Consulta radicado número 79690 de 04/09/2009.
Atento saludo Dr. Cárdenas.
De conformidad con el artículo 20 del Decreto 4048 de 2008 y la Orden Administrativa 000006 de 2009, este despacho es competente para absolver en sentido general las consultas que se formulen sobre la interpretación y aplicación de las normas tributarias, aduaneras o de comercio exterior y control cambiario en lo de competencia de la Dirección de impuestos y Aduanas Nacionales.
Problema Jurídico:
¿El parágrafo del artículo 132 del Decreto 2685 de 1999 es aplicable a las declaraciones presentadas antes de la entrada en vigencia del Decreto 390 de 2009?
Tesis Jurídica:
El parágrafo del artículo 132 del Decreto 2685 de 1999 es aplicable a las declaraciones que se enmarquen en los supuestos contemplados en el, aun cuando se hubieren presentado antes de la entrada en vigencia del Decreto 390 de 2009.
Interpretación Jurídica:
El artículo 132 del Decreto 2685 de 1999, adicionado por el artículo 7 del Decreto 390 de 2009 establece: "DECLARACIONES QUE NO PRODUCEN EFECTO. No producirá efecto alguno la Declaración de Importación cuando:
a) No se haga constar en ella la autorización del levante de la mercancía;
b) La declaración anticipada se haya presentado con una antelación a la llegada de la mercancía, superior a la prevista en este decreto, o no se presente con la antelación mínima de cinco (5) días para los casos señalados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, o
c) La Declaración de Corrección modifique la cantidad de las mercancías, subsane la omisión total o parcial de descripción o la modifique amparando mercancías diferentes, o cuando se liquide un menor valor a pagar por concepto de tributos aduaneros.
Parágrafo. (Adicionado por el artículo 7 del Decreto 390 de 2009). Lo dispuesto en el literal c) no se aplicará cuando se trate de la declaración de corrección autorizada por la autoridad aduanera, conforme a lo establecido en el artículo 234 del presente decreto, que implique la liquidación de un menor valor a pagar por concepto de tributos aduaneros, siempre que la declaración inicial hubiere obtenido levante y no se haya realizado el pago de los tributos aduaneros liquidados”.
El Decreto 390 de 2009 mencionado, en su artículo 19 al referirse a su vigencia, señala que rige a partir de su publicación, la cual fue efectuada en el Diario Oficial No. 47.269 de 10 de febrero de 2009.
De acuerdo con lo anotado, el parágrafo de la norma transcrita, adicionado por el artículo 7 del Decreto 390 de 2009 rige a partir del 10 de febrero de 2009, fecha de su publicación en el Diario Oficial, esto significa que desde tal fecha la autoridad aduanera puede autorizar la presentación de una declaración de corrección solicitada por el declarante o por el importador para corregir errores en el diligenciamiento de la declaración de importación, diferentes a los contemplados en el inciso primero del artículo 234 del Decreto 2685 de 1999, y que en ese evento la declaración de corrección si produce efectos aún cuando implique la liquidación de un menor valor a pagar por concepto de tributos aduaneros.
Señala igualmente el parágrafo citado como supuestos de aplicabilidad que la declaración inicial hubiere obtenido el levante y que no se haya realizado el pago de los tributos aduaneros.
Ahora bien, tal vigencia no implica limitar la aplicación de la solicitud de corrección a las declaraciones que se presenten con posterioridad al 10 de febrero de 2009, porque si se trata de un error en una declaración presentada con anterioridad a la entrada en vigencia del Decreto 390, y se dan los supuestos normativos que enuncia el citado parágrafo, es viable solicitar y obtener la autorización de corrección.
La anterior conclusión se deriva del hecho que la norma no estableció una condición especial que restrinja su aplicación a determinadas declaraciones según su fecha de presentación, razón por la cual debe entenderse viable la solicitud de corrección respecto de declaraciones ya presentadas cuando se inició su vigencia,
De otra parte, al consultar la exposición de motivos del Proyecto de Decreto, – remitida a este despacho por la Dirección de Gestión de Aduanas – que dió origen a la expedición del artículo 7 del Decreto 390 de 2009, se encontró que el legislador consideró necesario aclarar que la presentación de la declaración de corrección en los términos del artículo 234 del Decreto 2685 de 1999, para subsanar algunos errores en la declaración de importación, produce todos los efectos legales, así en ella se liquide un menor valor a pagar por concepto de tributos aduaneros, siempre y cuando cuente con la autorización previa expedida por la autoridad aduanera.
En cuanto a su segundo interrogante, sobre si el parágrafo en comento es aplicable para corregir una declaración de importación ordinaria para cambiar la modalidad a importación temporal para perfeccionamiento activo de materias primas e insumos, o a reposición de partes o materia prima utilizada en productos nacionales exportados que hayan cubierto tributos aduaneros, en desarrollo del artículo 179 del Decreto-Ley 444 de 1967, consideramos que de acuerdo al parágrafo transcrito anteriormente, la procedencia de la presentación de la declaración de corrección autorizada por la autoridad aduanera en los términos del artículo 234, que liquide un menor valor a pagar por concepto de tributos aduaneros está condicionada a que la declaración que se pretende corregir hubiera obtenido levante y no se hubieran cancelado los tributos aduaneros.
En consecuencia, sólo es viable la aplicación del parágrafo cuando concurran estos dos requisitos de procedibilidad establecidos en la norma.


Atentamente,

ISABEL CRSITINA GARCES SANCHEZ
Subdirectora de Gestión Normativa y Doctrina




Tema: Procedimiento
Descriptor: Efecto de corrección de declaraciones tributarias que no afectan la determinación del impuesto a pagar.

Ref: Consulta radicado número 109289 de 28/11/2007
Cordial saludo Doctora Alma Patricia:
Manifiesta usted que la doctrina de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales no se ha pronunciado acerca de la corrección de inconsistencias o errores que se presentan en el cuerpo de la declaración y que se ubican antes de la casilla “TOTAL IMPUESTO A CARGO” considerando que son estrictamente de transcripción y no afectan el valor a pagar o el saldo a favor del periodo objeto de declaración.
Considera, que si bien el error está antes de la casilla “TOTAL IMPUESTO A CARGO”, tales inconsistencias no son relevantes para definir la determinación del tributo o bien, no implican variación del valor a pagar o el saldo a favor, e indica, que si un error es meramente formal, no pierde tal naturaleza si se comete antes o después de la casilla en mención, razón por la cual considera debe darse aplicación al artículo 43 de la Ley 962 de 2005.
Dentro del marco de generalidad preceptuado en los artículos 11 del Decreto 1265 de 1999 y 10 de la Resolución 1618 de 2006, se emite el presente pronunciamiento.
El artículo 43 de la Ley 962 de 2005 prescribe:
Artículo 43. Corrección de errores e inconsistencias en las declaraciones y recibos de pago. Cuando en la verificación del cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes, responsables, agentes de retención, y demás declarantes de los tributos se detecten inconsistencias en el diligenciamiento de los formularios prescritos para el efecto, tales como omisiones o errores en el concepto del tributo que se cancela, año y/o período gravable; estos se podrán corregir de oficio o a solicitud de parte, sin sanción, para que prevalezca la verdad real sobre la formal, generada por error, siempre y cuando la inconsistencia no afecte el valor por declarar.
Bajo estos mismos presupuestos, la Administración podrá corregir sin sanción, errores de NIT, de imputación o errores aritméticos, siempre y cuando la modificación no resulte relevante para definir de fondo la determinación del tributo o la discriminación de los valores retenidos para el caso de la declaración mensual de retención en la fuente.
La norma transcrita indica que para la procedencia de la corrección de errores mediante el procedimiento allí previsto, tales errores no deben ser relevantes para definir de fondo la determinación del tributo o la discriminación de los valores retenidos para el caso de la declaración mensual de retención en la fuente. En tal sentido, no se limita a permitir la corrección de errores meramente formales pues condiciona su aplicación además, a que los mismos tienen que ser irrelevantes para definir de fondo la determinación del tributo. Al respecto merece resaltar, que si bien la norma se refiere a errores de transcripción o a errores aritméticos, no en todos los casos puede afirmarse que tales errores son meramente formales.

En efecto, ante la presencia de inconsistencias en las bases gravables no basta la simple afirmación de que su ocurrencia se debió a errores de transcripción, pues estos deben ser probados y ameritan el despliegue por parte de la Administración para la constatación de los diferentes elementos determinantes de la obligación tributaria. De igual manera, la ocurrencia de errores aritméticos exige la declaración correcta de las bases y factores que integran el tributo, situación que justifica la actividad por parte del ente fiscalizador.
Al respecto, resulta oportuno traer a colación apartes de la Sentencia del H. Consejo de Estado Sección Cuarta, número 12416 del 9 de noviembre de 2001 en la cual se manifestó:
Para la procedencia de la corrección aritmética la premisa básica es la declaración correcta de los valores correspondientes a hechos imponibles o bases gravables, circunstancia que debe presumirse cierta y frente a la cual si existe duda corresponde a la Administración verificar la información del contribuyente haciendo uso de las facultades de fiscalización de que está investida, teniendo en cuenta que mediante el procedimiento de la corrección aritmética no se puede pretender desconocer la realidad tributaria del contribuyente, debiendo darle prevalencia a la verdad real sobre los aspectos formales de una declaración (subrayado fuera de texto)
Igualmente, la misma Corporación, en sentencia del 3 de marzo de 1994, expediente No. 5189 expresó:
Para saber si el resultado de una operación aritmética es correcto, obviamente debe hacerse el cálculo pertinente, conforme a la regla de su función, debiendo verificarse previamente si los factores puestos en la relación matemática son correctos, pues, en caso contrario, el resultado sería errado, pero no propiamente por defectos de la operación misma, que es lo eventualmente sancionable si se refleja en menor impuesto o mayor saldo a favor, sino porque uno o varios de los factores de cálculo son equivocados, comúnmente por fallas de transcripción, que quien alega el error, no solamente “puede”, sino que “debe” probar (subrayado fuera de texto)
Los anteriores argumentos justifican la aplicación de los procedimientos de corrección de las declaraciones tributarías contenidos en los artículos 588 y 589 del Estatuto Tributario, los cuales conllevan la aplicación de las sanciones pertinentes (sanción por corrección aritmética art. 646 del Estatuto Tributario, sanción por corrección arto 644 ib.) y, si es del caso, la ampliación del termino de las facultades con que cuenta la administración para la verificación de las respectivas declaraciones (art. 589 del Estatuto Tributario).
Es importante tener en cuenta que los errores aritméticos que conlleven menores valores a pagar por parte del contribuyente implican que la obligación tributaría no se ha cumplido dentro de los plazos fijados con lo cual se genera un perjuicio para el Estado, razón por la cual la misma ley prevé la sanción por corrección aritmética para estos eventos, además de la procedencia de los intereses moratorios correspondientes.
En consecuencia, el error aritmético no se limita a una mera formalidad pues tiene incidencia directa en la determinación correcta de la carga tributaria.
De igual manera, en el caso de los errores de transcripción cometidos en las bases gravables u otros factores determinantes del impuesto, estos deben constatarse previamente con el fin de asegurar el correcto cumplimiento de la obligación fiscal, la que no puede calificarse como un mero deber formal.
Debe anotarse que el tema bajo análisis fue objeto de estudio en el Oficio No. 089061 del 30 de noviembre de 2005, mencionado en la consulta donde expresamente se manifestó:

Tal como lo indicó la Circular 00118 del 7 de octubre de 2005, los errores e inconsistencias que puede la Administración corregir con fundamento en el artículo 43 de la Ley 962 de 2005, son aquellos que no resulten relevantes para definir de fondo la determinación del tributo. Respecto a lo que debe entenderse por errores que no resultan relevantes para definir de fondo la determinación del tributo, debemos señalar que son, aquellos que no recaen sobre los valores que incumben a hechos imponibles o bases gravables y que en el cuerpo de la declaración corresponden a los valores que se consignan en las casillas posteriores a la que corresponde al total del impuesto a cargo.
Para terminar, en cuanto a la posibilidad de la no aplicación de los procedimientos de corrección contenidos en el Estatuto Tributario en función de las cuantías de los errores cometidos en las declaraciones privadas, es preciso indicar, como es elemental, que el monto de la obligación tributaria es fijado directamente por el legislador y la manera de fiscalizar el tributo por parte de la Administración está reglada por normas de carácter procedimental que, como tales, son de orden público y en consecuencia de obligatoria observancia.
Siendo así, no es de la potestad de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales fijar cuantías para ejercer o no las facultades de fiscalización de su competencia, o variar las condiciones para la aplicación de las disposiciones de naturaleza adjetiva consagradas en el Estatuto Tributario.
Considera este Despacho que de accederse a lo pretendido, comportaría en suma la desnaturalización de la aplicación de las formas propias de los procedimientos de corrección y revisión, según sea el caso, en perjuicio de la seguridad jurídica.
Atentamente,
CAMILO ANDRES RODRIGUEZ VARGAS
Jefe Oficina Jurídica


http://actualicese.com/normatividad/etiqueta/correccion/

****volver al inicio****




JURISPRUDENCIA




corte-suprema-de-justicia.jpg



Sentencia C-506/02




Referencia: expediente D-3852



Demanda de inconstitucionalidad contra los artículos 565, 588, 596, 599, 602, 606, 637 (total), 640, 641, 642, 643, 644, 646, 651, 655, 656, 657, 658, 662, 664, 667, 668, 671, 678, 682, 685, 688, 691, 701, 704, 708, 709, 713, 715, 716, 718, 721, 722 y 735 (total) del Decreto 624 de 1989 (Estatuto Tributario); los artículos 4, 6, 7, 9, 35, 36, 37, 38, 41, 42, 45, 48, 50, 52, 55, 56, 57, 59, 60, 61, 62, 64, 67, 68, 69, 70, 71 (total), 74, 75, 77, 81, 99, 131, 145, 146, 147 y 153 del Decreto 2503 de 1987; el artículo 2º del Decreto 2512 de 1987, y los artículos 5º, 11, 18, 19, 22, 31, 32, 33 y 39 del Decreto 1071 de 1999.

Actor: Humberto de Jesús Longas Londoño



Magistrado Ponente:



Dr. MARCO GERARDO MONROY CABRA

VII. DECISIÓN

En mérito de lo expuesto, la Sala Plena de la Corte Constitucional, oído el concepto del señor procurador general de la Nación y cumplidos los trámites previstos en el decreto 2067 de 1991, administrando justicia en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución,

RESUELVE


Primero: Declarar EXEQUIBLES las expresiones demandadas de los artículos 565, 596, 599, 602, 606, 640, 643, 646, 651, 655, 656, 657, 658, 662, 664, 667, 671, 678, 682, 688, 691, 701, 704, 708, 709, 713, 715, 716, 718, 721 y 722 del Decreto 624 de 1989 (Estatuto Tributario); los artículos 4, 6, 7, 9, 41, 42, 45, 48, 50, 52, 56, 57, 59, 60, 61, 62, 64, 67, 68, 69, 70, 74, 75, 77, 81, 99, 131, 145, 146, 147 y 153 del Decreto 2503 de 1987; el artículo 2º del Decreto 2512 de 1987, y los artículos 5º, 11, 18, 19, 22, 31, 32, 33 y 39 del Decreto 1071 de 1999 y los textos completos de los artículos 637 y 735 del Decreto 624 de 1989 (Estatuto Tributario) y 71 del Decreto 2503 de 1987.



Segundo: En los términos del fundamento jurídico número ocho (8) de la presente decisión, declarar EXEQUIBLES los artículos 588, 641, 642, 644, 668 y 685 del Estatuto Tributario, y los correspondientes artículos 35, 36, 37, 38 y 55 del Decreto 2503 de 1987.


Tercero:** La presente decisión sólo se refiere a los cargos analizados en la parte considerativa de la Sentencia.

Cópiese, notifíquese, publíquese, comuníquese al Gobierno Nacional y al Congreso de la República, insértese en la Gaceta de la Corte Constitucional y archívese el expediente.

Descargar texto completo Sentencia C-506/02

Link: http://www.arkhaios.com/repositorio/C-506-02.doc


volver al inicio